1. Tunear rostros

Tunear rostros

¿Nunca habéis dibujado encima de una revista, bigotes, cuernos o un moco colgando a algún rostro o personaje?

Pues vamos a hacer lo mismo.

 

Mirad al amigo de Napoleón. Para este ejercicio os recomiendo que utilicemos rotuladores permanentes, si no tenemos recortamos la imagen y la pegamos sobre un fondo blanco, para que se vea mejor lo que dibujemos.

O bien, recortamos lo que vayamos a añadir, dibujando la silueta, después pegarlo, ponerle color y detalles.

Aquí, tenemos fotografías de personajes conocidos que podemos tunear.